Blanqueamiento

¿Quién no ha soñado con tener unos dientes blancos y brillantes?

Hoy en día, el condicionamiento social casi nos obliga a tener una sonrisa agradable, que suele ser la mejor tarjeta de presentación que uno puede tener.

No hay necesidad de sufrir y taparse la boca con la mano cuando hablamos o reímos: los sistemas de blanqueamiento dental ambulatorio han solucionado esta cuestión.

Hasta ahora, existían diferentes sistemas de blanqueamiento dental, entre los que podemos citar el blanqueamiento vital nocturno, el blanqueamiento con férula y peróxido, el dental en la clínica mediante la aplicación de luz, de calor…
Actualmente ha surgido una nueva tecnología basada en la investigación y desarrollo de las técnicas de blanqueamiento odontológico. En un tratamiento altamente eficaz que combina la aplicación en la clínica con la ambulatoria en domicilio del paciente, con la comodidad que esto supone.

El tratamiento se basa en la aplicación de unas esponjas impregnadas de una sustancia blanqueadora que se activa mediante la aplicación de luz polarizada y calor, blanqueando así los dientes que están en contacto. Tanto la luz como la energía calorífica son dos parámetros que aceleran la reacción del blanqueamiento y reducen drásticamente el tiempo de duración del tratamiento.

Con solo diez tratamientos diarios de veinte minutos por arcada se puede obtener una rebaja de hasta diez puntos en la gama de color de los dientes. Por supuesto, este tratamiento es totalmente seguro, los ensayos clínicos no muestran aparición de ninguna sensibilidad y el PH neutro de las esponjas hace que no sean doloras ni incómodas. El tratamiento es inocuo tanto para las encías como para los dientes, pero sí es importante resaltar que para poder blanquear los dientes es necesario tener una boca sana y sin presencia de sarro.

Los resultados del blanqueamiento pueden variar de un paciente a otro ya que entran en juego una serie de factores: color inicial de los dientes, hábitos higiénicos y alimentarios, etc.

Blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es cosmética dental. Después del blanqueamiento debe haber un mantenimiento diario, utilizando una pasta de dientes especial y una revisión del tratamiento una vez por año.

Este moderno tratamiento es más rápido, sencillo y cómodo que cualquier otro sistema profesional de blanqueamiento existente.

Si desea lucir una sonrisa deslumbrante, no se quede con la duda: consúltenos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar y adaptarse a su navegación y preferencias, entre otros aspectos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Aceptar