Enfermedad periodontal

¿Qué es la enfermedad periodontal?

La enfermedad periodontal es una enfermedad que afecta a las encías y a la estructura de soporte de los dientes. La bacteria presente en la placa causa la enfermedad periodontal. Si no se retira, cuidadosamente, todos los días con el cepillo y el hilo dental, la placa se endurece y se convierte en una substancia dura y porosa llamada cálculo (también conocida como sarro).
Las toxinas, que se producen por la bacteria en la placa, irritan las encías. Al permanecer en su lugar, las toxinas provocan que las encías se desprendan de los dientes y se forman bolsas periodontales, las cuales se llenan de más toxinas y bacteria.
Conforme la enfermedad avanza, las bolsas se extienden y la placa penetra más y más hasta que el hueso que sostiene al diente se destruye. Eventualmente, el diente se caerá o necesitará ser extraído.

Etapas de la enfermedad periodontal

Existen muchas formas de enfermedad periodontal. Entre las más comunes se incluyen las siguientes:

  • Gingivitis: La forma menos severa de la enfermedad periodontal. Provoca que las encías se pongan rojas, inflamadas y que sangren fácilmente. Normalmente hay poca, o ninguna, incomodidad en esta etapa. La gingivitis es reversible si es tratada profesionalmente y con un buen cuidado oral en casa.
  • Periodontitis ligera: Si la gingivitis no es tratada, puede progresar hacia una periodontitis. En esta etapa ligera del mal, la enfermedad periodontal empieza a destruir el hueso y el tejido que sostienen a los dientes.
  • Periodontitis moderada a avanzada: La periodontitis moderada a avanzada se desarrolla si las primeras etapas de la enfermedad pasan desatendidas. Esta es la forma más avanzada de la enfermedad en donde ocurre una extensa pérdida de hueso y tejido.
  • Periodontitis juvenil: La periodontitis juvenil localizada (PJL) ocurre en adolescentes y se caracteriza por la rápida pérdida del hueso alrededor de los dientes permanentes. De manera irónica, los jóvenes con PJL forman muy poca placa dental o sarro. La periodontitis juvenil generalizada es considerada, por lo general, una enfermedad de adultos jóvenes, aunque puede iniciarse cerca de la pubertad. Se caracteriza por inflamación marcada y fuerte acumulación de placa y sarro. Las bolsas se pueden formar alrededor de los dientes afectados, llenándose de infección. Si no es tratada oportunamente, la infección puede conducir a la pérdida de hueso, lo que hace que los dientes se aflojen.

Evolución de la enfermedad periodontal

Síntomas y señales de alerta

En ocasiones la enfermedad periodontal puede progresar sin ningún síntoma ni dolor. Durante una revisión dental regular, el dentista busca señales de la enfermedad periodontal, por lo que la enfermedad aún no detectada puede ser tratada antes de que avance.

  • Encías blandas, inflamadas o rojizas.
  • Sangrado al cepillarse o al pasar el hilo dental.
  • Encías que se desprenden de los dientes.
  • Dientes flojos o separados.
  • Pus entre la encía y el diente.
  • Mal aliento continuo.
  • Cambio en la forma en la que los dientes se encajan al morder.
  • Cambio en el ajuste de dentaduras parciales.
Prevención y diagnóstico de la enfermedad periodontal

Un cepillado apropiado dos veces al día, así como hilo dental diariamente ayudarán a prevenir la enfermedad periodontal.

Una limpieza profesional, cada tres o seis meses, realizada por un dentista o un experto en higiene dental removerá la placa y el sarro en áreas difíciles de alcanzar, y consecuentemente son susceptibles a la enfermedad periodontal.
Durante una revisión dental regular, el dentista o el experto en higiene inspeccionará las encías y el espacio entre el diente y la encía para descartar la enfermedad periodontal. Si las señales de la enfermedad han progresado hasta un cierto punto, el dentista aconsejará que el paciente visite a un periodoncista–dentista que se especializa en el tratamiento de la enfermedad periodontal.

Acerca de la Academia

La American Academy of Periodontology (AAP), fundada en 1914, es miembro de una asociación de 7,000 profesionales dentales que se especializan en prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que afectan las encías y las estructuras de soporte de los dientes, así como en la colocación y tratamiento de implantes dentales.

Los implantes dentales

Una solución actual a la pérdida de dientes por la periodontitis.

Desde hace siglos se han buscado soluciones a la pérdida de dientes mediante anclajes en el propio hueso con resultados poco esperanzadores. Fue en la década de los 80 del siglo XX, cuando, gracias a un hallazgo casual, se descubrió la capacidad que tenía el titanio para interactuar con el hueso y formar una unión sólida con el.

Desde entonces se ha avanzado de forma continua en el campo de la implantología y hoy en día los implantes dentales son una solución a la pérdida de dientes por periodontitis siempre y cuando:

  • La periodontitis esté tratada y controlada en el resto de la boca.
  • Exista una calidad y cantidad de hueso adecuada.
  • El paciente tenga una correcta higiene bucal.
Enfermedad Periodontal y Diabetes

La diabetes es una enfermedad en la cual altos niveles, poco comunes, de azúcar se encuentran en la sangre debido al inadecuado uso que el cuerpo hace de la insulina (hormona creada en el páncreas para producir energía). Existen dos formas de diabetes: El tipo 1 y el tipo 2. Las personas con diabetes tipo 1 producen poca o nada de insulina. Aquellos con diabetes tipo 2 producen cantidades normales o ligeramente elevadas de insulina, pero el cuerpo se ha vuelto resistente a sus efectos, provocando una deficiencia de insulina.

La conexión entre la enfermedad periodontal y la diabetes está muy documentada. Los estudios han descubierto que la enfermedad periodontal se encuentra mayormente en diabéticos que en personas no diabéticas. Lo anterior quizás se deba al hecho de que los diabéticos son más susceptibles a contraer infecciones. De hecho, los diabéticos pierden más dientes que los no diabéticos.

Los investigadores están descubriendo ahora que la enfermedad periodontal puede predisponer o exacerbar la diabetes. Un estudio randomizado, controlado, de tratamiento periodontal en personas diabéticas mostró una reducción en la necesidad de insulina después del tratamiento periodontal. 1,2 En un estudio prolongado de la diabetes y la enfermedad periodontal se demostró que la periodontitis severa puede representar un importante factor de riesgo para la progresión de la diabetes, por lo que los médicos deben considerar la condición periodontal de los pacientes diabéticos con dificultades en el control glicémico.

Los hispanoamericanos y la diabetes

Las investigaciones han demostrado que la diabetes se presenta doblemente en adultos hispanoamericanos (de 20 años para arriba) que en americanos caucásicos. De acuerdo a la información de los Centros de Control y Prevención de la Enfermedad:

  • Al seis por ciento de los adultos hispanoamericanos en Estados Unidos y Puerto Rico se les ha diagnosticado diabetes.
  • Se estima que un seis por ciento más de la población hispanoamericana sufre de diabetes pero no ha sido diagnosticada.
  • Aproximadamente, al 21.4 por ciento de los hispanoamericanos entre los 65 años o más se les ha diagnosticado diabetes, así como al 12 por ciento de aquellos entre los 45 y los 64 años y al 2.3 por ciento de las personas entre los 18 y 44 años.

Con la creciente incidencia de diabetes entre los hispanoamericanos, se requieren, enormemente, medidas periodontales preventivas. El mantener una buena salud oral es sencillo y los beneficios van más allá de sólo la boca. A los hispanoamericanos se les aconseja platicar con sus dentistas o periodoncistas acerca de la evaluación periodontal y los pasos preventivos para mantener una buena salud oral.

Enfermedad Periodontal y Enfermedad del Corazón

La endocarditis infecciosa es una condición que se caracteriza por la inflamación del recubrimiento interno del corazón y de las válvulas del corazón, generalmente provocada por una infección bacterial. Las válvulas del corazón que se han visto dañadas o que son anormales se encuentran en un alto riesgo de adquirir la endocarditis infecciosa, aunque la infección también puede ocurrir en válvulas normales cuando un gran número de bacteria está presente. Los investigadores creen que cuando a un individuo se le diagnostica la enfermedad periodontal, una tarea tan normal como la de masticar o cepillarse puede lastimar el tejido de la encía, permitiendo que la bacteria entre al flujo sanguíneo. La acumulación de esta bacteria en las válvulas del corazón, por lo general, conduce a una infección fatal, a menos que sea tratada.

La enfermedad de las arterias coronarias es otro tipo de enfermedad cardiovascular en la cual las paredes de las arterias coronarias (vasos sanguíneos del corazón) gradualmente se vuelven más gruesas por la acumulación de proteína grasa. Por lo general, se forman coágulos sanguíneos en estas angostas arterias coronarias y la actividad normal del flujo sanguíneo se ve obstruida, privando al corazón de los nutrientes y el oxígeno necesarios para un funcionamiento adecuado. Actualmente, los científicos creen que la bacteria encontrada en la cavidad oral entra al torrente sanguíneo, se adhiere a las placas grasas y puede contribuir a la formación de coágulos. Los investigadores han descubierto que las personas que sufren de enfermedad periodontal corren doble riesgo de contraer la enfermedad de las arterias coronarias, en comparación con aquellos que no la sufren. La información actual lleva a los científicos a creer que la enfermedad periodontal representa un importante factor de riesgo para la enfermedad del corazón, en conjunto con otros factores de riesgo, tales como la edad, el hábito de fumar, diabetes, hipertensión y un alto nivel de colesterol en la sangre.

Los hispanoamericanos y la salud del corazón

Según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y el Centro Nacional de Información sobre la Salud de la Mujer (National Women´s Health Information Center), las enfermedades del corazón y los ataques cardíacos constituyen la causa principal de muerte entre los adultos hispanoamericanos:

  • Las enfermedades del corazón y los ataques cardíacos constituyen el 26.9 por ciento de las muertes entre los hombres hispanoamericanos (más que el cáncer y el SIDA combinados).
  • Las enfermedades del corazón y los ataques cardíacos constituyen el 33.3 por ciento de todas las muertes entre las mujeres hispanoamericanas – más que el cáncer, diabetes, neumonía e influenza combinados.
  • Entre el 43 y el 52 por ciento de las mujeres hispanoamericanas tienen niveles de colesterol por arriba del deseado (240 mg/dL).

Con el incremento en el riesgo de problemas de salud del corazón, incluyendo hipertensión, enfermedades del corazón e infartos, los hispanoamericanos deben llevar a cabo medidas preventivas, tanto contra la enfermedad del corazón como la enfermedad periodontal. A los hispanoamericanos se les aconseja platicar con sus dentistas o periodoncistas acerca de la evaluación periodontal y los pasos preventivos para mantener una buena salud oral.

Enfermedad Periodontal y Bajo Peso en Nacimientos Prematuros

Las mujeres embarazadas son particularmente propensas a la enfermedad periodontal (de las encías) ya que pasan por cambios hormonales asociados con el embarazo, y las investigaciones han descubierto que las mujeres con la enfermedad periodontal pueden presentar un mayor riesgo de tener bebés de bajo peso debido a nacimientos prematuros.

Los investigadores han estudiado, durante varios años, la relación entre la infección y los nacimientos prematuros, particularmente la infección en el conducto genitourinario (IGU). Al parecer la infección (IGU) provoca que los niveles de PGE? (prostaglandina) y del TNF? (factor de necrosis tumoral) – fluidos biológicos que, por lo general, inducen la labor de parto- se incrementen velozmente, provocando nacimientos prematuros. Los científicos sospechan que la enfermedad periodontal, también una infección bacteriana, puede desencadenar un incremento similar en los niveles moleculares de PGE? y TNF?, provocando así un nacimiento prematuro.

La relación entre la infección, particularmente la IGU, y los resultados adversos en el embarazo se ha documentado extensamente en estudios con animales y con humanos. En un estudio sobre infección periodontal en mujeres embarazadas o en postparto, aquellas con la enfermedad periodontal tuvieron más nacimientos prematuros que aquellas sin la enfermedad. Los profesionales médicos han estado consternados por dichos resultados y han exigido mayores estudios en esta área.

Los hispanoamericanos y los cuidados/nacimientos prenatales

De acuerdo a los Centros de Control y Prevención de la Enfermedad, la incidencia de nacimientos prematuros de bajo peso entre las mujeres hispanoamericanas aumentó de 1980 a 1993 – a pesar de la nueva tecnología y la ciencia.

  • Aproximadamente el 26 por ciento de las hispanoamericanas no recibieron cuidados prenatales durante el primer trimestre – el período más crítico en el desarrollo del feto en el cual éste desarrolla todos sus órganos principales, brazos y piernas.
  • Entre 1980 y 1993, el número de mujeres hispanoamericanas que tuvieron bebés prematuros de bajo peso (menos de 5.5 libras / 2.5 kg) aumentó, comparado con las cifras de mujeres caucásicas, afroamericanas, chinas y japonesas, las cuales disminuyeron.

Los estudios de investigación muestran que los nacimientos prematuros de bajo peso pueden estar ligados a la enfermedad periodontal. La evaluación periodontal representa una parte importante de los cuidados prenatales. A las mujeres hispanoamericanas que están considerando embarazarse se les aconseja hablar con sus dentistas o periodoncistas sobre la evaluación periodontal y los pasos preventivos para mantener una buena salud oral.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar y adaptarse a su navegación y preferencias, entre otros aspectos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Aceptar