Microdermoabrasión

Microdermaoabrasión con puntas de diamante

¿Qué es la microdermoabrasión con puntas de diamante?
La microdermoabrasión con puntas de diamante es una terapia de exfoliación controlada, precisa y progresiva de la capa córnea de la piel de forma que se retiran las células muertas de la superficie de la piel, promoviendo la recuperación y el desarrollo de una piel más saludable y de apariencia juvenil.

¿Cómo se realiza el procedimiento?
La microdermoabrasión se realiza mediante unas puntas recubiertas con partículas de diamante con diferentes graduaciones y un sistema de vacío. Las puntas deslizan sobre la superficie de la cara, espalda, cuello, etc. y el sistema de succión aspira las partículas que se desprenden, es decir, las células muertas de la capa superficial de la piel.

¿Es doloroso?
No, la microdermoabrasión con puntas de diamante es un procedimiento indoloro, que no requiere de ningún tipo de anestesia. Al acabar la sesión sólo se aprecia un ligero enrojecimiento de la región tratada. La sensación durante el procedimiento es de un ligero masaje.

¿Cuánto tiempo dura el procedimiento?
La microdermoabrasión toma alrededor de 15 a 20 minutos por sesión. Las sesiones se repiten cada 7 o 14 días, hasta un total de 6 a 10 sesiones, según el caso. Posteriormente es aconsejable traer sesiones mensuales o bimestrales de mantenimiento.

¿En qué casos se aplica la microdermoabrasión con puntas de diamante?

  • Fotoenvejecimiento (pieles envejecidas por efecto de la exposición al sol).
  • Cicatrices por secuelas de acné y otros.
  • Poros abiertos.
  • Manchas hipercrómicas por efecto de la edad.
  • Líneas de expresión ligeras.
  • Remoción de áreas gruesas de la piel causadas por factores ambientales (queratosis).
  • Estrías.
  • Para mejorar la apariencia general de la piel y en general para revitalizar.
  • Prepara la piel para la aplicación de activos tópicos, nutrientes, regeneradores etc.

¿Cuándo se aprecian los resultados?
Los resultados de la microdermoabrasión con puntas de diamante se aprecian desde la primera sesión. El más evidente es la suavidad y frescura de la piel, que se ve radiando y juvenil, limpia y saludable. A medio plazo, después de tres a cuatro sesiones, se van apreciando los resultados en los problemas específicos que originaron el tratamiento.

¿Qué ventajas tiene la microdermoabrasión con puntas de diamante sobre otros procedimientos similares?
Comparado con otros procedimientos como los peelings químicos, dermoabrasiones y microdermoabrasiones con vidrios, la microdermoabrasión con puntas de diamante ofrece resultados inmediatos, no hay dolor ni necesidad de anestesia, no se requiere tiempo de recuperación, no hay presencia de partículas extrañas (vidrios) que puedan incrustarse en la piel, es un procedimiento muy seguro y totalmente controlado, de forma que prácticamente no hay ningún riesgo durante su aplicación.

¿Se puede aplicar en pieles libres de problemas?
Si, este procedimiento está dirigido tanto a personas con problemas como los descritos anteriormente como a los que no presentan problemas. La microdermoabrasión con puntas de diamante promueve la regeneración celular y ayuda a mantener una piel saludable a cualquier edad. Se utiliza para prevenir problemas en pieles jóvenes y para mejorar la apariencia a las pieles adultas.

Microdermoabrazión

Antes y después del tratamiento de microdermoabrasión

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar y adaptarse a su navegación y preferencias, entre otros aspectos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Aceptar