Relación dentista-paciente

Es indiscutible que, hoy por hoy, la odontología ha avanzado vertiginosamente, tanto en el campo científico como en el tecnológico. Dentro de los avances clínicos podemos ofrecer a nustros pacientes soluciones que hace unos años eran impensable: reconstruimos pìezas dentales con gran destrucción de caries gracias a materiales como los Compómeros, que brindan las ventajas de dureza y estética de las resinas compuestas (empastes blancos) y la gran cualidad de los ionómeros vítreos, que es el liberar iones de flúor lentamentre otorgando así una protección frente a la recidiva de caries en esa pieza dental; podemos colocar implantes dentales a una persona que haya perdido todos sus dientes y muelas, y en el mismo momento le podemos colocar las prótesis para que salga luciendo una sonrisa funcional y agradable; podemos recuperar las encías que han migrado por un problema periodontal (piorrea) gracias a la aplicación de injerto de encía artificial (Alloderm), evitando que queden´zonas de raíces expuestas.

Con respecto a los avances tecnológicos, estamos en condiciones de realizar radiografias por ordenador lo que permite obtener imágenes radiográficas de gran calidad, aplicando al paciente una cantidad de radiación mucho menor a la convencional; contamos con programas que nos permiten elegir los sitios idóneos del maxilar en los que podemos colocar nuestros implantes dentales de una forma menos traumática, existen lámparas de leed para poder polimerizar los materiales de obturación con mayor rapidez y seguridad, a través de un aparato electrónico podemos localizar con exactitud el ápice o punta del conducto del nervio de la pieza dental que se quiera desvitalizar, haciendo más predecible el éxito de nuestro tratamiento endodóntico; tenemos a nuestro alcance la posibilidad de realizar cirugía ultrasónica, lo que nos permite trabajar el hueso maxilar sin elevar temperatura y sin lesionar los tejidos blandos circundantes.

Si a esto le sumamos el hecho que tenemos acceso a gran cantidad de información profesional a través de internet, lo que nos permite estar al día en todos los conocimientos necesarios para ofrecer a nuestros pacientes un servicio odontológico de calidad, más las últimas tecnicas clínicas que se exponen en los congresos de distintas especialidades odontológicas que se imparten en diferentes países (ya que el mundo es hoy pequeño y podemos llegar en pocas horas de avión hasta el último de sus rincones) y a los que asistimos periódicamente. Y teniendo en cuenta que los pacientes también tienen cada vez más acceso a información por lo que son son más exigentes a la hora de solicitar tratamientos dentales, podemos afirmar que todo problema que se presente en una boca, tiene solución, sea esta más o menos compleja; y en muchos casos varias opciones de solución.

Pero todo este caudal de conocimientos, estos avances médico-tecnológicos y esta gran saber hacer profesional no es valorado en muchos casos por el paciente si no es acompañado de un trato humano por parte del equipo profesional que atiende su caso. Vivimos en una sociedad que está sufriendo una pérdida de valores considerable, en la cual tanto la moral como la ética se van dejando de lado, justificándo tal actitud en aras de la modernidad. Estamos yendo hacia una sociedad fría y deshumanizada, en la que pedimos caridad para los pobres del tercer mundo, y no le damos los buenos días a nuestro vecino de al lado, se pasan horas delante del ordenador o hablando por el teléfono móvil, o frente a una consola de video juegos; sacrificando la comunicación directa y la calidez del contacto social, muchas veces sin ser concientes de ello.

Por lo antes dicho, y más aún cuando estamos padeciendo una enfermedad, un dolor, o un trastorno ocasionado porque ese órgano multifuncional que es la boca no está en las mejores condiciones, es allí cuando el trato humano entre paciente y dentista cobra una importancia prioritaria. Nuestros pacientes son nuestros amigos, y como amigos es el trato que reciben, tenemos un lema: ‘Tratamos a nuestros pacientes como nos gustaría que nos traten a nosotros’. Allí radica el éxito de nuestro ejercicio profesional. Si lo desea comprobar no tiene más que acudir a cualquiera de nuestros Centros dentales, cuéntenos sus preocupaciones y problemas sobre su boca, y verá como se sentirá arropado por todo el equipo de profesionales: odontólogos, estomatólogos, especialistas, higienistas, auxiliares y recepcionistas, que se bridarán a Ud. para darle la mejor solución a su caso y el mejor trato a su persona. Lo esperamos!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar y adaptarse a su navegación y preferencias, entre otros aspectos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Aceptar